¿Cómo alimentar correctamente a un cachorro?

La alimentación de tu cachorro

Los cachorros crecen mucho en poco tiempo: alcanzan la edad adulta en apenas 12 meses (en 24 meses los perros de tamaño grande). Su cuerpo debe desarrollarse muy rápidamente y para lograrlo, necesitan una alimentación de excelente calidad y también abundante. ¡Un cachorro lleno de energía y con buena salud puede quemar hasta dos a tres veces más calorías que un perro adulto!

El alimento para tu cachorro

Los cachorros sienten una gran curiosidad por el mundo que les rodea, pero necesitan mucha energía para explorarlo. Los alimentos preparados para cachorros están concebidos para garantizarles una alimentación completa sin que necesiten consumir grandes cantidades. Las fórmulas para cachorros contienen los niveles adecuados de proteínas de alta calidad que favorecen el desarrollo de los tejidos y de los órganos sanos, así como tasas más elevadas de minerales esenciales como el calcio, el fósforo, el magnesio, el zinc y el hierro, pero también la vitamina D que fortalece los huesos y los dientes.

El destete

Es obvio decir que la leche materna es el primer alimento ideal, por su rico contenido en sustancias nutritivas esenciales. Aunque los cachorros estarás preparados para el destete entre las seis y las ocho semanas de edad, la mayoría de ellos empezarán a interesarse por los alimentos sólidos a las tres a cuatro semanas de vida – generalmente tomándolo del comedero de su madre y ¡lamiendo la comida de sus patas!

El destete es el mejor momento para proponer al cachorro una fórmula alimentaria. Si optas por el alimento seco, debes humedecerlo ligeramente y machacarlo un poco. Para los cachorros menos audaces, puedes poner un poco del alimento sobre sus labios para animarlo a probarlo. No caigas en la tentación de destetarlo demasiado rápido. Pasar a alimentarlo exclusivamente con alimento sólido tiene el riesgo de lesionar su joven estómago. Si le quieres dar alimento seco, reduce progresivamente la cantidad de agua mezclada, hasta la edad de ocho a diez semanas.

¿Qué cantidad debes darle?

Los cachorros tienen un estómago pequeño, pero un gran apetito; por consiguiente, debes darle pequeñas cantidades regulares en función de su edad.

  • 2-3 meses: cuatro comidas al día
  • 4-6 meses: de dos a tres comidas al día
  • Más de 6 meses: dos comidas al día

No caigas en la tentación de sobrealimentar a tu cachorro con el fin de acelerar el proceso de crecimiento. Será desperdiciar la mayor parte de alimento. Además, como el volumen de comida sería demasiado grande para su sistema digestivo en pleno desarrollo, tu perro podría sufrir dolorosos problemas óseos en el futuro. También debes saber que los cachorros con sobrepeso un día serán perros adultos con sobrepeso, con todas las preocupaciones que este estado puede generar.

Conviene respetar las recomendaciones indicadas en el envase del alimento para cachorros adquirido en el establecimiento. También es preferible enseñar a tu cachorro a permanecer fuera de la cocina cuando estés cocinando. Por otra parte, pide también a tus amigos y miembros de la familia que no le ofrezcan comida ¡sea cual sea la cara de tristeza que ponga tu cachorro!

Intenta no darle de comer inmediatamente antes o después de hacer ejercicio y deja pasar una hora entre su comida y la actividad. Así evitarás que su estómago esté hinchado.

A los cachorros les encanta comer a mordiscos su alimento, lo cual permite fortalecer sus dientes y mantenerlos sanos. La constancia en la dieta también es esencial. Así que a menos que haya un problema evidente, es mejor mantenerse fiel a la misma marca de alimento.

¿Dónde dar la comida a tu cachorro?

Tu cachorro debe poder comer en un lugar tranquilo, sin ser interrumpido y a cierta distancia del lugar donde comáis vosotros. Evita que los niños molesten a tu cachorro mientras está comiendo ya que los podría tomar por “predadores” que intentan quitarle su comida y reaccionar de forma agresiva. Si tienes otros perros en casa, aliméntalos por separado para evitar las intimidaciones y las peleas.

¿Cómo alimentar a tu cachorro?

Los alimentos deben servirse a temperatura ambiente para preservar su sabor y su olor. Si le ofreces alimento en lata, ten en cuenta que una lata abierta puede necesitar hasta dos horas para alcanzar una temperatura ambiente desde que la sacas de la nevera. Te aconsejamos situar el comedero de tu cachorro en una superficie fácil de limpiar como un suelo de baldosas o una alfombrilla, y que siempre tenga agua fresca a su disposición.

Cuando tu cachorro crezca…

Tu cachorro se hará más grande y su apetito aumentará. Necesita más energía para hacer frente a los rápidos estirones de crecimiento y para desarrollar su masa muscular. En función de la raza, un cachorro de seis meses puede necesitar una ración calórica diaria dos veces más elevada que la de un cachorro de dos meses de edad. En cualquier caso, después de los seis meses la tasa de crecimiento disminuye.

¿Qué debes evitar darle?

Resístete a los ojos suplicantes de tu cachorro y evita darle restos y golosinas porque te arriesgas a alterar su equilibrio nutricional y a poner a tu animal en peligro. En particular, la carne cruda puede estar infectada de bacterias y el chocolate, a pesar de su agradable sabor, es tóxico para su organismo y debe evitarse.

Pasar a la alimentación para adultos

Aunque la mayoría de las razas habrán terminado de crecer entre los seis y los ocho meses de edad, el interior de su cuerpo sigue siendo el de un cachorro. Sus huesos se fortalecen y su cuerpo sigue formándose. No es hasta los 12 meses (hasta los 24 meses para los perros más grandes) que estarán listos para pasar a la fórmula alimentaria para adultos, cuando ya no tendrán más necesidad de calorías y de sustancias nutritivas suplementarias.

Para evitar dañar los sistemas digestivos sensibles, empieza por mezclar el nuevo alimento para adultos con el de cachorros que utilizas habitualmente, y aumenta progresivamente la proporción durante 7 a 10 días.

Marcas Purina para los cachorros

Varias marcas Purina ofrecen fórmulas especialmente desarrolladas con el fin de responder a las necesidades de los cachorros y perros jóvenes. Cada una de estas marcas es el resultado de los últimos avances científicos realizados en materia de calidad, sabor y nutrición.

Fuente: https://www.purina.es/sobre-mascota/todo-sobre-perros/nueva-mascota/cachorros-purina/Pages/alimentar-cachorro.aspx