Querido Max…

O Maxito, como te decían en nuestro hogar; más que nuestra mascota fuiste  nuestro mejor amigo que sin importar nada siempre estuviste ahí para nosotros para hacernos felices y animarnos. Sé que es un adiós para siempre pero estarás eternamente en nuestros corazones mi fiel amigo Max.