Mi querido Bruno

Desde que llegaste a nuestras vidas fuiste sinónimo de felicidad, tu junto con tus locuras nos enseñaste el valor de la lealtad y nobleza; siempre estuviste para nosotros. El que ahora no estés no significa que dejes de estar presente cada momento en nuestro pensamiento, gracias por estos once años de puro amor.

TE QUEREMOS Y TE EXTRAÑAMOS.

IMG_2444 IMG_2447 IMG_2448 IMG_2442